Tips, trucos y cómo ganar en las Tragaperras

¿No sería increíble contar con una herramienta para esclarecer todos los medios posibles para aprovechar al máximo las Tragaperras y extender las ganancias en cada giro? En nuestro sitio os damos los mejores trucos y consejos para ganar en los Slots automáticos, y al mismo tiempo separamos aquellos trucos irreales u utópicos (incluso ilegales) de los efectivos al 100%. A lo largo de este artículo encontraréis al igual, un vistazo general sobre la manipulación de máquinas y la atención necesaria para evitar caer víctima de fraudes.

¿Es posible chasquear a las máquinas?

¿Quién no ha leido en alguna ocasión de alguien que asegura utilizó un truco especial para engañar a las Tragaperras y gracias a ello obtuvo el premio mayor? Es cierto que este tipo de juegos han causado furor en el público, pues dentro de los 50 favoritos en Internet, cerca del 75% posee al menos un estilo de bote acumulado o jackpot progresivo. Con tanto dinero de por medio, es lógico que cualquier usuario desee romper la máquina y hacerse del efectivo. Sin embargo, lo que en primera instancia suena bastante sencillo, es en verdad mucho más complicado. Además, al utilizar métodos ilegales o clandestinos, las ganancias no sólo no son entregadas, sino que el implicado puede enfrentar cargos legales y jurídicos.

Antes de comenzar queremos dejar en claro que no llamamos o impulsamos por ningún motivo la manipulación o fraude de las máquinas, sus programas, software, hardware o similares. Nuestra meta es simplemente mostrar qué trucos y tips son factibles de aplicar y cuáles son ineficaces. De igual manera exhortamos a todos los lectores y usuarios a abstenerse de utilizar ofertas o servicios de páginas en Internet que supuestamente garantizan romper cualquier sistema en las Tragaperras, pues se trata seguramente de un timo… ¡hacia vosotros!

Las Tragamonedas pueden ser manipuladas

En efecto, es posible y existen varios ejemplos de ello en el pasado. Los medios -principalmente noticieros- han informado en repetidas ocasiones sobre intentos (algunos con éxito) de fraude hacia máquinas, aunque los detalles no son reportados. En primer lugar, porque su comprensión requiere de conocimiento técnico profundo en la materia y segundo, para evitar que lectores se inspiren en el acto e intenten copiarlo.

La historia de la manipulación en Tragamonedas abarca aproximadamente las últimas cinco o seis décadas. De hecho, las máquinas existen desde hace cerca 130 años, aunque en un principio los premios consistían en productos de bajo valor como cigarrillos, dulces, cupones y objetos similares. El juego por dinero se expandió a partir de la segunda mitad del siglo XX, cuando los aparatos dejaron de ser puramente mecánicos y comenzaron a emplear sistemas electromecánicos fiables.

Al principio, el tema de un posible fraude o los niveles de seguridad en una máquina no eran un de importancia, pues la experiencia con este tipo de situaciones era escasa. Pero no duró mucho hasta que los primeros jugadores llegaron a la conclusión, de que debía existir al menos una forma de hacerse del dinero de los premios sin correr riesgo alguno. La mecánica y técnica sencillas empleadas en aquellos tiempos permitió la corrupción de los sistemas, para manipularlos y beneficiarse de ellos.

El truco de la moneda

Un método utilizado por muchos “estafadores” consiste en engañar al sensor de las monedas al momento de ser ingresadas en la ranura, para que la máquina registre crédito a pesar de no haber insertado ficha alguna. La forma más popular para ello es unir una moneda a un trozo resistente de hilo, hebra o cordoncillo y jalarla fuera inmediatamente después de registrado el ingreso. En esta categoría también se ubican las trampas con botones, ya que las primeras Tragamonedas registraban el peso de una ceca para valorar su peso, por lo que era factible utilizar otros objetos para falsear y obtener altos créditos en el sistema, de forma prácticamente gratuita. Por ende, los fabricantes de los juegos se vieron obligados a implementar métodos que impidieran este tipo de operaciones. El resultado fue un sistema mecánico que no permite el movimiento reversible de las fichas y la introducción de lectores electrónicos para la correcta valoración del dinero.

Moneda trucada- Juegos Gratis
Con algunos trucos es posible engañar a una tragaperra
Al insertar la ficha, la máquina reconoce un crédito inciial y se prepara para otorgar acceso al juego. Es posible por ello manipular la moneda misma o el mecanismo de inserción en el sistema.
Eyección de ganancias sin jugar
el pago de monedas puede ser realizado incluso sin jugar
Lo mismo ocurre con la liberación de efectivo. Para activar la máquina, el sistema requiere de una señal especial que activa el pago de ganancias, independientemente de los ingresos hechos.

Otro aspecto lo enmarca la maniobra directa y física de los pagos. Éstos son por lo regular calculados y realizados por el sistema mismo, y cuando el usuario sabe exactamente cómo funciona el proceso, puede “ayudarse” con alguna técnica específica. En algunos casos, por ejemplo, se empleaban imanes potentes que confundían diversas partes de la Tragamonedas o bien, que atraían los metales hacia la bandeja de retiro. También se solía mover el aparato continuamente hasta que el contenido de la bóveda caía por la gravedad o era expulsado de la misma. Por estos motivos es que muchas compañías comenzaron a incrementar las medidas de seguridad presentes en las distintas máquinas, logrando hoy en día contar con productos que son sumamente difícil de trucar o manipular, sin que el proceso pase desapercibido.

Influir en el desarrollo del juego y el resultado

Documental sobre Diethard Wentland, el monarca de las tragaperrasUna de sus más famosas frases fue: “Un día una máquina me dijo: Gracias por tu atención. Tengo que darte dinero porque eso es todo lo que puedo dar “.

Una cosa es manipular el ingreso/retiro y otra muy distinta el progreso del juego mismo, principalmente porque para ello se requieren grandes conocimientos del funcionamiento de las máquinas, y no cualquiera tiene acceso a esta información. Las empresas que fabrican las ranuras y el software que éstas utilizan guardan celosamente los secretos que rodean a cada uno de los títulos y no suelen dejar espacios abiertos para que agentes externos puedan aprovecharse de alguna posible falla en el sistema. No obstante, personas con un don técnico inigualable pueden reconocer las características esenciales y descubrir un punto débil por atacar.

Los rodillos de las primeras máquinas electromecánicas permitían ser interrumpidos a mitad del giro, de forma que los jugadores con un ojo rápido y una mano aún más veloz podían formar combinaciones ganadoras y así influir directamente en cada turno. Obvio que esta situación obedece más a cualidades y talentos individuales que al azar o la suerte. El ejemplo mayormente popular de este tipo de técnicas fue el catalogado “Monarca de Hamburgo” Diethard Wendtland, quien desarrolló un talento incomparable para apostar, específicamente en la máquina “Mint”. Afortunadamente para él, no existía impedimento legal para ejercer sus métodos e incluso un equipo de filmación lo acompañó en un tour por toda Alemania, en el que se documentó su forma de jugar, entrevistas generales y las fiestas realizadas con las ganancias obtenidas. El documental vio la luz pública y muchas personas intentaron emplear los consejos de Wendtland, sólo para descubrir que los fabricantes utilizaron la información por él proporcionada para reforzar la seguridad de las máquinas y evitar sufrir pérdidas millonarias. En consecuencia, los juegos fueron re-diseñados para que los participantes ya no pudieran detener los rodillos o carretes manualmente, pero eso no contuvo la inventiva y creatividad de algunos usuarios.

Debido a que los rollos son puestos en marcha y detenidos eléctricamente, alguien tuvo la idea de activarlos mediante impulsos electromagnéticos, con ayuda de pequeños encendedores eléctricos, los cuales generan un campo magnético capaz de influir en el control sensible de los rodillos. Poco tiempo requirieron los fabricantes de las máquinas para detectar la nueva técnica, y volvieron a reforzar la seguridad de sus productos. Hoy en día, los sistemas están significativamente mucho mejor protegidos contra influencias externas de todo tipo.

Manipulación de programas internos

Algunos programas pueden alterar el curso de los juegosLa dificultad para encontrar aparatos con función electromecánica y el gran esfuerzo por incrementar la seguridad en las mismas, ha dirigido la creatividad e imaginación de los estafadores a un nuevo terreno: la manipulación del software de las Tragaperras. Obviamente este tipo de técnicas requieren de un gran conocimiento tanto de los programas como de los detalles técnicos de la empresa fabricante, por lo que no cualquier persona representa un potencial peligro. Aunque existen algunos puntos o elementos generales posibles de atacar (por ejemplo, la utilización de chips de formato estándar), cualquier acción requiere de una gran comprensión del funcionamiento de las estructura y operación del sistema.

Hace un par de años, algunas máquinas en España comenzaron a presentar un comportamiento extraño y a generar ganancias irregulares. Cuando la policía inició la investigación, descubrió que un nuevo software había sido co-instalado en las Tragaperras y producía una influencia en la distribución de las ganancias. La pesquisa culminó con la aprehensión de varios sospechosos. Aunque la fiscalía general nunca reveló detalles de cómo los responsables lograron corromper los Slots, se especula sobre dos posibles escenarios generales.

El primero de ellos sería un software que facilitaba la “actualización” oficial de los dispositivos. Para conseguir acceso a dicho programa, se contó o bien con ayuda de algún trabajador interno de la compañía fabricante, o se robó el hardware a uno de los empleados de la misma. Acto seguido se tuvo que analizar el software y comprender exactamente su funcionamiento, para poder posteriormente manipularlo y instalarlo en los dispositivos reales. El resultado: un manejo irregular de las apuestas, con un marcado aumento de las rondas ganadoras y los premios repartidos. Una máquina que se comporta de esta manera salta a la vista inmediatamente y levanta sospechas.

Es posible esperar hasta que una Tragaperra este 'llena' Para “disfrazar” una máquina alterada, la manipulación del sistema es iniciada con una combinación específica de teclas. Esta característica permite que usuarios normales utilicen los juegos y realicen ingresos en la Tragaperras, para de esta forma generar un “colchón” básico, mismo que será vaciado después por los estafadores. Gracias a la video vigilancia montada en diversos establecimientos, el personal de casinos o casas de apuesta descubrió la activación de contraseñas con las teclas, que de otra forma hubieran pasado desapercibidas. Conforme los responsables fueron detenidos, expulsados o incluso agredidos, el número de este tipo de incidentes fue a la baja.

Detectar defectos y averias en los ciclos del SoftwareEl segundo escenario lo representa la explotación de puntos débiles en la electrónica. Algunos circuitos pueden provocar el reinicio de todo el sistema (por ejemplo, por medio de un cortocircuito) y por lo tanto llevar a cabo la recarga del software a través de un modo seguro de juego. Esto está previsto como plan de contingencia en caso de que el Software no sea accesible debido a varios errores continuos de actualización. Dado que este tipo de puertas traseras han sido utilizadas varias veces como punto de acceso para la manipulación (como DBox o hacks para PlayStation), se encuentran protegidos bajo cláusulas de “secreto de la compañía”. Hoy en día, dichos canales están también resguardados con el respaldo de un cifrado adicional y candados cibernéticos.

El abuso de fallos en el sistema

No siempre se requieren de extraordinarias cualidades técnicas para obtener productivas ganancias al aprovechar los errores del sistema. Debido a que los Software empleados son programados cada vez con una mayor complejidad, la probabilidad de que funciones fallidas aparezcan se incrementa correlativamente. Cualquier persona que haya utilizado regularmente un ordenador o un teléfono inteligente ha sufrido por lo menos una vez con este tipo de problemas. La mayoría de ellos son pequeños y pueden ser reparados al re-iniciar el dispositivo. Existen fallos que se hacen presentes mediante la interrupción de un programa o el congelamiento de la imagen, incluso hay algunos que apagan por completo el aparato, sin explicación alguna aparente. En las Tragaperras, las anomalías pueden aparecer en partes estratégicas y cuando son activadas, abren la puerta a la manipulación sistemática del Software y su comportamiento. Este es el modus operandi de Hackers, quienes esperan a por la detección de un error o debilidad, para tener acceso e introducir códigos propios.

Poco tiempo pasa antes de que un fallo sea arregladoOtros fallos pueden provocar grandes daños a pesar de ser invisibles. Ejemplo de ello ocurrió hace poco con un jugador de Ruleta automática: con la colocación simultánea de múltiples apuestas (por medio de la pantalla táctil) seguido de la activación del botón “Cancelar”, los insertos se acreditaron exitosamente, aunque el saldo en la cuenta de usuario no sufrió cambio alguno. Por medio de este fallo, era posible colocar dinero sin correr riesgo alguno de perder el capital propio, aunque las ganancias fueron repartidas normalmente. La situación no permaneció mucho tiempo sin ser detectada y pudo incluso afectar al cliente que abusó de ella, si el casino hubiese interpuesto demanda en su contra. En caso de que el afectado levante cargos en contra de un individuo por este motivo, la justificación “no me di cuenta/ no sabía que era un error” es por lo general rechazada en la corte. Por este motivo, utilizar el argumento de adjudicación de la culpa real a la máquina no tiene lugar, por lo que tanto casas de apuesta como casinos en línea ven el abuso de fallos en el sistema como intento de fraude. En caso de que cualquier usuario detecte un error similar, se debe de informar al personal del establecimiento o portal inmediatamente, para evitar sanciones o problemas legales.

Fraude y timos a usuarios

Existen no sólo usuarios que juegan con la idea de manipular las máquinas Tragaperras para beneficio propio rápido (acción de la que disuadimos por completo a todo el público), sino también aquellos que van más allá e intentan estafar a otros clientes. Con esto no nos referimos a los dirigentes o personal de un casino, pues en caso de que ellos incurrieran en este tipo de abuso, todas las licencias y permisos concedidos por la DGOJ y otras instancias reguladoras les serían revocados. Nosotros hacemos alusión a supuestos proveedores de estrategias ganadoras garantizadas, que se encuentra con frecuencia en Internet. Es fácil reconocer a este tipo de timadores, pues por lo regular ofrecen compartir el conocimiento de forma “gratuita” o piden en retribución únicamente un módico precio inicial o incluso, una parte porcentual de las ganancias. Pero este aparente noble gesto sólo sirve para generar confianza y buena fe en el usuario, aunque posteriormente éste será estafado.

Los timadores profesionales no remiten en anunciar la utilización de programas que manipulan el software de los juegos y que les garantizan ganancias. Según ellos, la justificación legal yace en una zona gris de la jurisdicción local donde tienen base oficial los diversos portales, donde supuestamente este tipo de fraude informático no se encuentra tipificado como delito. La confirmación es realizada por falsos abogados y se presentan incluso videos con ratificaciones de altos pagos generados en las Tragaperras.

¡Este tipo de promesas no deben ser tomadas en serio! El trasfondo de esta acción, es conducir a los jugadores al registro en alguno de los casinos online, para conseguir una comisión por reclutamiento.

Otro argumento utilizado en la estafa, es la oferta para usar los llamados “bots”. Estos pequeños programas se reproducen automáticamente y supuestamente reconocen las “debilidades en el generador de números aleatorios” del casino. Os podemos asegurar que estas herramientas operan de forma azarosa y no afectan en ninguna forma las posibilidades de ganar. Además, los generadores de números aleatorios (RNG por sus siglas en inglés) están bajo constante supervisión de los casinos y de la Dirección General de Ordenación del Juego, autoridad reguladora en España que extiende las licencias de operación legal. Los RNG son además periódicamente analizados (generalmente mensualmente) al igual que la generación de pagos, lo que evidenciaría aún más fácilmente la presencia de un fraude. A lo largo de todas nuestras reseñas podréis encontrar más información acerca de los reglamentos de juego y cómo reconocer un casino en línea seguro.

Aunado a los intentos de estafa, existen en Internet numerosos trucos que pueden ayudar a ganar en las Tragaperras. Gran parte de ellos son inexactos, no sirven realmente o falsos completamente y sólo unos pocos son realmente de útiles. Aquí encontrareis además de los tips más comunes o habituales para las Tragamonedas, también advertencias sobre su efectividad y empleo. Esta selección aún no es definitiva, pues con el tiempo añadiremos poco a poco nuevas recomendaciones y comentarios.

Incrementar las posibilidades de ganancia con el número de líneas

Algunas máquinas permiten hasta más de 50 combinacionesUno de los consejos más popular es activar siempre todas las líneas de pago disponibles. Al no hacerlo, se pierden diversas oportunidades extra y las probabilidades de ganar son obviamente menores. ¿Es completamente cierto? No. Por un lado, por cada línea a jugar se debe de realizar una apuesta, pero no todas las combinaciones generan ganancias suficientes para recuperar el monto total apostado, pues mientras las mejores otorgan premios de 5, 10 o hasta 25 veces el importe, otras sólo cubren 1, 2 o 3 veces el monto inicial. El número de composiciones no afecta directamente el pago a recibir, en caso de ganar el giro.

Resumen: Visto desde la perspectiva de diversión, es recomendable utilizar el mayor número de líneas posible, aunque éste no tenga peso alguno en la expectativa de ganancia en las máquinas.

El monto de apuesta influye en la suma del pago

La idea de que mientras mayor sea el monto apostado, mayor serán las probabilidades de ganar no tiene argumentos sustentables. El porcentaje de pago aplica para el juego en general, basado en la probabilidad de aparición de los símbolos y los respectivos pagos generados. Una de las pocas excepciones a esta regla es el Slot Mega Joker (NetEnt), en el cual se tiene opción entre 1 y 10 monedas. Con 10 de ellas, se juega con el 99% de probabilidad, mientras que con una el porcentaje baja a 77%. Afortunadamente es posible modificar el valor de las monedas, de forma que no se tenga que participar forzosamente por la cantidad máxima de apuesta. Otras Tragaperras presentan índices diferentes, por lo general entre el 85% (las peores) y el 98-99% (las mejores).

Resumen: Las probabilidades no difieren y permanecen igual, sin importar el monto de apuesta. Si bien, existen máquinas en las que esta situación no aplica, son muy pocos los casos referidos como pare que se pueda hablar de una regla general.

Administración efectiva- conoce tus apuestas y respeta tus límites

Conoce tus apuestas y tus límites máximosUn consejo muy importante se concentra en el manejo del dinero. En primer lugar, se debe saber por cuánto se juega en cada giro y cuánto es el máximo permitido por hora, de forma que nunca se pierda de vista el balance del monedero. Para tener un mejor control del flujo del crédito, es recomendable fijarse un determinado número de giros y una cantidad específica, para una vez alcanzadas, cambiar el estilo de apuesta y retirarse con las ganancias acumuladas. La primera parte es completamente cierta, pues en todo momento se recomienda tener control absoluto de los montos realizados, así como del efectivo que se puede permitir apostar sin sufrir por ello. El segundo punto es de igual forma acertado, pues el trazarse límites iniciales ayuda a llevar una correcta administración de los ingresos, ganancias y pérdidas por hora. Finalmente, el tercer consejo sobre la toma de premios acumulados va en la misma dirección y sirve para concluir un periodo de juego antes de pasar demasiado tiempo en un portal o local

Conclusión: Sumamente de ayuda, en caso de que el jugador tienda a perder de vista el monto apostado o las pérdidas sufridas, así como el periodo transcurrido en una máquina.

Utilizar el modo-Demo para ganar experiencia

Antes de apostar el dinero propio. Se deben de leer todas las reglas del juego y probar los giros gratis para ganar experiencia y evitar pérdidas. Aquí se hace una tormenta en un vaso de agua, pues las reglas son en el 99% de los casos con sólo un par de giros reconocibles y entendibles, incluso para los más novatos en apuestas de Tragaperras. Existen algunas máquinas que en efecto incluyen reglamentación un poco compleja, pero es imposible cometer un error que perjudique al usuario.

Resumen: Sólo para jugadores que NUNCA han usado una Tragaperras.

Jugar siempre por el monto más alto en Slots con botes acumulados y Jackpots

Aquí aplica una de las excepciones mencionadas en el consejo anterior. Los botes acumulados de las Tragaperras están sujetos por lo general a diversas reglas, que delimitan la participación y un eventual pago de ganancias. En ocasiones hay que cubrir una cierta apuesta mínima para ser elegible a obtener el premio mayor o la cantidad de giros determina la posibilidad de ganar el más alto de los premios. Un buen ejemplo de ello son los Jackpot progresivos de las máquinas Marvel de Playtech. En ellas se puede ganar uno de los cuatro botes diferentes. En principio, se puede liberar el bote incluso con las inserciones menores, aunque las probabilidades se incrementan considerablemente al subir las apuestas.

Resumen: Todo depende del juego en cuestión, pero en general, mientras mayor sea el monto de las apuestas, mayores serán las posibilidades de incrementar los premios o de liberar botes acumulados.

Aceptar las ofertas de bonos

La recomendación aquí dicta aceptar todas las ofertas de bonos y obtener así más crédito para juegos en las Tragamonedas. Por lo general estas bonificaciones valen la pena, pero no hay que olvidar que cada una está vinculada a condiciones de liberación que deben ser cumplidas antes de poder retirar el dinero de la cuenta de usuario o las ganancias con él generadas. Si una promoción incluye además giros gratis, éstos deberán ser empleados en el mejor de los casos en máquinas con Jackpot, puesto que los premios generados con turnos gratuitos están excluidos de los términos generales de liberación y puedes ser pagados inmediatamente.

Resumen: efectivamente, en las Tragaperras conviene siempre aceptar el bono de bienvenida. Sin embargo, es indispensable echar un vistazo a las condiciones presentes en el contrato.

Jugar en línea en lugar de bares y casinos

Los casinos en línea ofrecen mejores porcentajes de pago que los locales físicos. Además, la selección total es mayor y siempre disponible. Es difícil pensar en una razón por la cual los casinos tradicionales representen una clara ventaja para jugar y ganar en Tragaperras, aunque para la Ruleta o el Blackjack si existen mercadas prerrogativas. En las Tragamonedas físicas no sólo los pagos son significativamente más bajos, sino que las ganancias están limitadas por la ley y suelen ser vaciadas al cabo de un par de horas, situación inexistente en los juegos en línea.

Resumen: Cierto. Los valores RTP de los Slots online tienen mucho mejores índices y otras ventajas considerables.

Consejos directos del servicio al cliente

Algunos usuarios aseguran que el personal que trabaja en las líneas de ayuda tienen información privilegiada. Esta aseveración es un completo disparate, pues ni offline u online existen Tragaperras “calientes”. En todo caso sólo se puede hablar de “frías”, inmediatamente después de que las máquinas físicas han sido vaciadas. Las ganancias en general dependen del azar y no del tiempo que ha pasado desde el último giro ganador.

Resumen: Completo mito. Las probabilidades de ganar son las mismas en cada turno, aunque online las cifras no se ven reducidas en caso de que un bote sea ganado repetidamente en un lapso corto.

Cambia la máquina cuando la suerte no aparezca

Igual que con el truco anterior, en los casinos online esta premisa no tiene validez alguna en las Tragaperras. Repetimos: el desenlace de un juego depende completamente del azar y no de manera simétrica o un patrón numérico. Por esta razón, es posible experimentar una mala racha o un trecho de suerte, pues cada giro es independiente de los demás.

Resumen: Cambiar de Slot no influye o aporta en algo. Por supuesto que podréis cambiar de juego cuando os sentís aburridos o tenéis la sensación de estancamiento, pero no como táctica ganadora.

Incrementar la apuesta después de un par de giros sin ganar

Utiliza sistemas progresivos para apostar en TragaperrasDe vez en vez se puede leer en Internet la sugerencia de elevar las inserciones después de haber perdido un par de giros. La idea detrás del consejo, es seguir el principio de la estrategia Martingale para Ruleta: en cada mano negativa se deben de doblar las sumas a apostar. Teóricamente siguiendo este principio, con las apuestas mayores es posible resarcir las pérdidas sufridas en las rondas anteriores. Sin embargo este concepto no aplica en la mayoría de los casos debido entre otras cosas, al enorme número de combinaciones posibles. Las ganancias normales son regularmente bajas e insuficientes para equilibrar varias manos preliminares. El principal riesgo es caer en una mala racha y al subir el monto cada vez, terminar rápidamente en bancarrota.

Resumen: Es un consejo inapropiado. Mejor es continuar con el ritmo de apuesta en un principio trazado y controlar el curso del mismo. El azar no obedece a estrategias y puede aparecer tanto una racha de buena, como de mala suerte.