Juego responsable: Punto decisivo

El tratamiento y la prevención del comportamiento problemático producido por las apuestas, forman parte de las políticas de negocios de todos los casinos online serios. Este tema es de gran importancia para todos los usuarios, por lo tanto, nos gustaría dedicar esta sección de nuestro dominio a esclarecer algunos puntos al respecto. Aquí encontraréis consejos útiles tanto para la detección prematura de conductas patológicas, así como las medidas para prevenir y controlar una posible adicción. Por otra parte, os informaremos sobre organizaciones anónimas y gratuitas de protección al jugador, mismas que pueden ser utilizadas por los usuarios, familiares, amigos, colegas y todas las personas en general, que sospechen padecer de este trastorno.

¿Cómo reconocer la adicción al juego?

Recomendamos ampliamente observar el comportamiento de juego
Los requisitos para comenzar una aventura en el mundo de los casinos y las apuestas en línea son verdaderamente pocos, pues basta con una conexión a Internet rápida y poseer una tarjeta de crédito o débito. Hoy en día prácticamente todo el mundo tiene al menos un dispositivo (móvil o fijo) habilitado para acceder a Internet, por lo que el número de clientes ha crecido rápidamente. Esto no quiere decir que todos los que participan en los juegos de azar, tienen el potencial de desarrollar una adicción. Sin embargo, no se deben de subestimar bajo ninguna circunstancia los síntomas de una conducta patológica y adictiva, pues su temprano reconocimiento, puede ser la diferencia entre una corrección rápida y sin pormenores, o una recuperación larga, costosa y tormentosa.

A menudo los primeros indicios no son fáciles de notar, debido principalmente a que las víctimas niegan sufrir dificultades y justifican su conducta, al culpar a otros agentes, actores o instancias de sus pérdidas. Los jugadores adictos pueden provenir de todos los niveles de la sociedad y pertenecer a cualquier sector, sin importar la edad o el género. Las personas que comienzan a desarrollar una adicción, sufren por lo general cambios de humor repentinos y reaccionan de manera exagerada a situaciones con bajo nivel de estrés.

La frecuencia de visita a un casino no es un criterio para determinar si existe comportamiento patológico o no, a diferencia de los que muchos supondrían. De mayor relevancia es la conducta presente al momento de jugar: el incremento continuo de las apuestas, a fin de alcanzar las metas o ganancias planeadas; la incapacidad de interrumpir la participación en una máquina o mesa, a pesar de sufrir constantes pérdidas o el deseo recurrente de “vencer” al Croupier, son algunos ejemplos.
Las personas que se encuentran en una fase más avanzada de adicción al juego, intentan sin éxito controlar el desarrollo del mismo y pierden el dominio total o parcial sobre los límites de apuesta o tiempo estipulados e incluso, abandonar una partida les resulta imposible. Este comportamiento patológico es de fácil identificación, ya que el afectado intenta compensar sus pérdidas con mayores posibles ganancias y, suelen a menudo pedir dinero prestado para financiar sus actividades. Los adictos a las apuestas pasan cada vez menos tiempo con sus familias o amigos, generando una auto-segregación social, la cual conlleva a sufrir de síntomas físicos tangibles, tales como trastornos de sueño y alimentación, sudoración excesiva e incluso, pérdida de la noción de la realidad.

Proceso de ayuda a pacientes de ludopatía

Si alguno de nuestros lectores ha reconocido los síntomas descritos anteriormente en un amigo(a) pariente o incluso en sí mismo(a), en primer lugar debe hablar con calma con la persona en cuestión o bien, ser sincero consigo mismo(a) y reconocer que se tiene un problema. Para ello no deberá bajo ninguna circunstancia realizar reclamos, incriminaciones o exigir el pago de deudas atrasadas o acumuladas, ya que esto ocasionará un rechazo y distanciamiento del afectado(a), pudiendo generar depresión y caer en otras adicciones, lo que empeoraría la situación.

Las personas que sufren de adicción a las apuestas tienen que hacer frente a sus dificultades financieras y aprender de nuevo el manejo responsable de dinero, sin presión alguna o sentirse juzgados por su condición. Para ello será necesario en primera instancia, desactivar la cuenta del jugador en el casino online y comenzar una terapia de rehabilitación. Dado que la ludopatía se encuentra clasificada como un trastorno mental que afecta directamente al paciente y desencadena problemas de salud, las personas que la padecen tienen la oportunidad de someterse a un tratamiento hospitalario o ambulatorio pagado por el sistema de asistencia sanitaria.

La terapia deberá ser individualizada, pues el tiempo e intensidad que el paciente requerirá, depende del nivel de adicción. Por lo general, el tratamiento hospitalario comprende un periodo de uno a tres meses, tiempo durante el cual el paciente permanece en las instalaciones médicas y vive fuera de su entorno habitual. De esta manera puede distanciarse de sus problemas lo suficiente, para comprender los fallos, identificar sus debilidades y recuperar el control sobre sus decisiones. Para alcanzar las metas mencionadas, se puede participar en terapia de grupo especializado y hacer un intercambio de experiencias con otros jugadores, mientras trabajadores sociales, médicos, psicólogos y fisioterapeutas están al pendiente continuo de los pacientes, pues en la mayoría de los casos, el juego en su carácter adictivo va de la mano con otros problemas, como alcoholismo, drogadicción y delirios mentales, además por supuesto de problemas financieros.

Prevención: Consejos prácticos

Existen diferentes estrategias para evitar la ludopatía
Para evitar un problema es necesario conocer sus causantes. En el caso de la ludopatía, existen diversas formas de mantener la opción de la participación en juegos de azar, como una alternativa de entretenimiento y no, como el origen de adicciones y problemas mayores. En primer lugar es importante establecer, que los casinos no son una fuente permanente y segura de ingreso, por lo que el capital invertido, debe representar un extra en el presupuesto de vida, y no pertenecer a rubros importantes de subsistencia. Además, las ganancias ocasionales y las pérdidas sufridas, no deberán ser percibidas de otra forma, que como producto del azar.

Recomendamos a toda costa evitar apostar sumas que, de ser perdidas, generen un conflicto en las finanzas personales del usuario. A su vez, por ningún motivo deberá utilizarse capital ajeno, proveniente de amigos, familiares o conocidos. Si los jugadores sospechan que será difícil respetar un límite voluntario de apuesta, los casinos online cuentan con ajustes técnicos que limitan los montos de ingreso y apuesta de forma diaria, semanal o mensual. De esta forma se puede establecer claramente, qué suma se puede depositar, apostar y perder sin sufrir ningún tipo de consecuencia negativa.

Otro aspecto a considerar, es el tiempo destinado a permanecer en la sesión de juego. La mayoría de los operadores ofrecen de igual forma este tipo de regulación, dando la posibilidad al usuario de pasar desde cinco minutos hasta una hora en activo, para después bloquear el acceso por el resto del día. De esta forma, se evita correr el riesgo de pasar más tiempo del deseado, y por consecuencia apostar más dinero del permitido. Finalmente, todos los jugadores deben tener claro que el desenlace de las máquinas y mesas son producto del azar, por lo que es imposible prever los resultados, mismos que se basan en una ventaja considerable para la casa, por lo que las probabilidades de ganar son mucho menores a las de perder.

Prueba anónima personal

La Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) está obligada por Ley a proteger a los participantes de los diferentes juegos de azar, principalmente a menores de edad y grupos vulnerables. Para ello, promueve una actitud responsable y provee de las herramientas necesarias para reparar posibles efectos negativos. La DGOJ colabora con varias asociaciones de protección al jugador, como la FEJAR (Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados) y esta detrás de los programas “Jugar Bien” y “Juego Seguro”, para facilitar a todos los usuarios el acceso a la ayuda necesaria. Además, se preocupa por que la utilización de casinos y juegos de azar permanezca como una opción de entretenimiento sana y sin riesgos. Para ello, en el portal www.jugarbien.es se ha puesto a la disposición del público diversos instrumentos de evaluación, que determinan el grado de riesgo presente en el comportamiento del usuario, así como diversos consejos para la prevención de adicciones, así como la información para establecer contacto directo con profesionales, en caso de requerir ayuda.