La historia y origen de las Tragaperras

A pesar de su apariencia rudimentaria, las primeras máquinas eran complicados aparatos con sofisticada tecnología para su tiempo. La historia de estos juegos se remonta a cerca de 140 años, cuando ingenieros con una visión pionera, descubrieron el potencial de las apuestas asistidas por terminales físicas autónomas. Con el paso del tiempo no sólo la tecnología empleada sufrió innovaciones, sino también el diseño y los símbolos utilizados y en este artículo, expondremos los detalles más importantes al respecto.

Los primeros pasos en el desarollo de las máquinas Tragamonedas

La automatización del juego

Las apuestas por azar han estado al lado del hombre desde el inicio de la historia, pero a diferencia de las características actuales, antes era necesario un Dealer o administrador cada vez que se pretendía participar en cualquier estilo. La invención de máquinas autónomas (primero mecánicas y después eléctricas), facilitó la propagación de los juegos y su uso. Veamos a detalle la evolución de este invento.

El primer póquer automático de Sittman & Pitt

La bandida de un brazo comenzó con el póquer automáticoEn el viejo oeste existían desde mediados del 1800 diferentes máquinas mecánicas que ofrecían apostar por la aparición de los colores rojo o negro en un giro en una ruleta en forma de disco. Los empresarios Sittman y Pitt tomaron la idea y la modificaron, sustituyendo el plato de colores por cinco rodillos con imágenes basadas en la baraja de póquer. Las ganancias eran tabuladas dependiendo del valor de la combinación de las cartas, en el mismo orden que en una mano de póquer tipo Texas holdem presenta. El 10 de picas 10 y la sota de corazones fueron excluidas, lo que reducía la posibilidad de obtener una escalera real -y con ello el premio mayor, a la mitad. Los premios consistían en bebidas, cigarrillos y otros productos que los bares proporcionaban a los jugadores. Estas máquinas se hicieron rápidamente populares en toda la costa este de Estados Unidos.

Charley Fey y las primeras Tragamonedas

La máquina llamada campana de la libertad fue la primera en su estiloAunque la máquina autónoma de Sittman y Pitt fue creada en 1891, la innovación realizada por Charles Frey en 1897 es vista como el nacimiento de las Tragaperras bajo el concepto moderno. Frey redujo el número de carretes de 5 a 3, y sustituyó la baraja de Póquer por los símbolos herradura, picas, corazón, diamante y campana. Los premios correspondieron gracias a este cambio no a las manos conocidas en la baraja, sino a la alineación correcta de los rodillos, con una menor ventaja para los jugadores, pero con la posibilidad de obtener dinero en retribución, incluso con la opción de liberar el premio mayor, al obtener tres campanas en línea. La máquina se popularizó rápidamente y pronto el apodo “bandidas de un brazo” fue conocido en toda la nación americana. Desgraciadamente Frey no patentó su invento y éste fue utilizado por diferentes fabricantes en todo el país, quienes introdujeron ligeras variantes del mismo en los primeros años de 1900.

El siglo XX y los símbolos de frutas

En el siglo 20 las máuinas obtuvieron símbolos de frutasPara contrarrestar la creciente adicción al juego y otras sustancias (donde el uso irresponsable de las Tragaperras fungió un rol importanrte), algunas juntas locales intentaron introducir la prohibición de los juegos de azar y bebidas alcohólicas, lo que tuvo un gran impacto en la producción de las máquinas, la ubicación de las mismas y los premios que éstas concedían. Una solución para evitar problemas legales fue la sustitución de los símbolos hasta ese momento utilizados y las ganancias esperadas, por imágenes de frutas. Los usuarios obtenían dulces, goma de mascar o similares correspondientes al sabor o color de la línea ganadora. En 1908 el productor Herbert Hills incluyó además el distintivo “BAR”, mismo que continua hoy en día presente en muchas Tragamonedas y se ha convertido en un ícono referente en ellas.

Por muchos años las diversas máquinas y sus fabricantes conservaron una línea de producción, sin que se experimentaran cambios considerables o revolucionarios. Los aparatos funcionaban de forma 100% mecánica y era necesario tirar de una palanca para activar el giro. Después de un determinado número de vueltas, un resorte comenzaba el frenado de los rodillos, hasta que todos los carretes eran detenidos por completo. Este funcionamiento otorgaba a los jugadores el sentimiento de influir directamente en el desenlace de cada ronda, razón por la cual este tipo de dispositivos fueron tan populares entre diversos sectores de la población en general.

Primeras Slots electromecánicas

En los 60 los slots mejoraron su tecnologíaLa era de prohibición pasó por completo y las Tragaperras fueron reintroducidas sin problemas a los establecimientos que las vieron nacer, además de casinos, barberías, tiendas de licores o armas y muchos otros locales. El primer movimiento novedoso respecto al funcionamiento de las máquinas ocurrió en 1964, tras el anuncio público de la compañía “Bally” referente a la operación de los rodillos de forma completamente eléctrica (aunque la activación del giro seguía dependiendo de la palanca manual) en Money Honey. En la parte inferior le fue añadida una bandeja para contener monedas y podía otorgar hasta 500 fichas en pago por una combinación ganadora. El éxito del nuevo producto marcó condujo posteriormente a la desaparición de la manivela.

Fusión de Video-Tragaperras

Nueva tecnología produjo las primeras video-slotsEl siguiente punto clave en el desarrollo del juego lo representan las máquinas con animación. En 1976, el título Fortune Coin funcionaba completamente de forma electrónica y el curso de los giros y resultados eran vistos en su totalidad a través de una pantalla de 19 pulgadas. La máquina fue presentada primero en California y posteriormente en el hotel Hilton de la ciudad las Vegas. La nueva tecnología trajo consigo escepticismo por parte de las autoridades y los usuarios, pero después de que se realizara una inspección minuciosa para descartar fraude, timo o truco alguno en perjuicio de los clientes, la Comisión de Juegos y Apuesta del Estado de Nevada autorizó su uso.

Inicio del futuro con multi-pantalla

La última generación de Video-Slots de casinos¿Cuál sería la principal forma de motivar un nuevo entusiasmo? ¡El incremento de las ganancias! Por este motivo es que en 1996 el consorcio WMS introdujo el video-slot de pantalla dividida, la cual separa el juego en dos secciones: una con el carrete normal y otra con la edición de bonos, una vez liberada ésta a través de la combinación adecuada de las casillas. Gracias a esta nueva función, todos los usuarios tenían acceso a premios mayores, aumentando su participación y por ende, las ganancias de los casinos. Poco tiempo pasó antes de que las Tragaperras ocuparan cerca de dos tercios del área total de cada local con licencia.

Con el paso del tiempo, los símbolos en los slots han cambiado

El esplendor de las Tragaperras online

A mediados de los años 90 un nuevo fenómeno cobró fuerza mundial y cambió definitivamente la forma en que miles de actividades fueron realizadas durante décadas: el Internet. Los juegos de azar no son la excepción y con el auge de la nueva tecnología, novedosos sistemas tuvieron finalmente una oportunidad. Con ello, en 1996 surgió el primer casino online (InterCasino), el cual sumó diversas Tragamonedas a la oferta de Blackjack y Ruleta, los tres pilares de la gama actual presente en cualquier operador en línea.

Configuraciones extraordinarias en las Tragaperras online

En un principio las máquinas virtuales presentaban las mismas características que su contraparte física, con exactamente los mismos símbolos, mecánica de juego e incluso premios. La única ventaja verdadera para los usuarios era el acceso remoto desde el hogar. Las características propias de los programas permitieron tiempo después la anexión de nuevos rasgos, temáticas, animaciones y desarrollo general de las apuestas en las Tragaperras. Actualmente son comunes cinco o más rodillos, con infinidad de casillas, personajes, rondas de bonificación, multiplicadores y botes progresivos o acumulados.

El casino Betway tiene el record actuial por la mayor cantidad ganada en una máquina tragaperrasLos fabricantes y programadores crecieron conforme la demanda de este tipo de producto incrementó, tanto que, mientras las empresas creadoras de Tragaperras de piso han permanecido en los mismos índices desde hace 40 años (alrededor de 10 y 15, considerando a las más grandes o de mayor trascendencia), las encargadas de proveer software y servicios virtuales se han multiplicado hasta alcanzar la cifra de cerca 100 desarrolladores, principalmente en Europa y Estados Unidos. Muchas de ellas son pequeñas y tienen un servicio limitado, mientras otras son las más grandes del mundo, con cientos de títulos y cobertura en diversos continentes con sus productos. Entre todas las firmas se estima que existen actualmente cerca de 2000 máquinas y programas diferentes.

Los botes perseguidos más famosos llegan a superar por mucho los mayores premios otorgados por Tragaperras físicas. El record Guinness de ganancia en un Slot online es de casi 18 Millones de Euros y fue el jugador Jon Heywood del Reino Unido, quién en la máquina Mega Moohla (de la empresa Microgaming en cooperación con el casino Betway) logró semejante hazaña. Afortunadamente las Tragamonedas con los botes más grandes actualmente amenazan con superar dicha marca y es cuestión de tiempo para que alguna otra genere un nuevo afortunado millonario.